domingo, agosto 06, 2006

el sexo...........

Como acto sexual.
Primeramente hay que estar conciente que el ser humano es un ser sexuado, como la mayoría de las razas y tipos de animales que habitan sobre la faz del planeta tierra. Desde que los hombres son concientes de esta característica del ser humano, se ha preocupado de explicar el acto sexual. Este acto, para el común de la gente, es la culminación de un proceso romántico del “amor”. Mmmm, buena pregunta, el amor... ¿qué es el amor?, luego esa pregunta será resuelta. Pero como acto sexual se considera biológicamente la penetración entre dos seres, que en lo común, en lo que más se da, es entre un macho y una hembra para perpetuar la especie. Emocionalmente, el acto sexual, como lo decía anteriormente, es la culminación de todo un proceso de atracción y conquista entre dos seres de la misma especie (el acto sexual entre seres de distintas especies, es un aberración) para vincular el amor que siente uno hacia el otro, o mutuo. El acto sexual es un arma de dominación por parte de ambos sexos. Existen en la especie humana términos y conceptos que no ayudan a entender esta perspectiva. La violación es un acto de dominación, como satisfacción del deseo sexual de una de las partes, sin el consentimiento del otro (puede ser de un hombre a una mujer, y al contrario). Y también encontramos que las mujeres, en la sociedad occidental, donde el cuerpo femenino es utilizado como una herramienta de cambio protección y la satisfacción de la necesidades del hombre.
En este sentido es útil comprender que en las sociedades occidentales, el hombre, y también para la mujer, ha sido fuertemente reprimido en la satisfacción de sus necesidades sexuales, viendo el acto sexual como algo malo, un pecado, un tabú. Es así como se crea esta necesidad imperante de la satisfacción de esta necesidad al coste que sea. Esto lo sabe el inconsciente femenino y o explota, para conseguir el bienestar económico, social, y en algunos casos afectivo. Esto lo resume un a celebre frase que dice…” el hombre cuando puede, y la mujer cuando quiere”. En este dicho se condensa todo lo que he expuesto. El poder que tiene la mujer sobre el hombre es tremendo, nos cian desde que nacemos, nos inculcan los valores y principios, mantienen el orden y la economía del hogar y de sus vidas, tiene el control sobre el constante deseo de saciar el apetito sexual en el hombre. Todo esto, claro bajo las normas y cánones de la cultura occidental (y mejor dicho, en chile). El acto contrario a este tipo de dominación es la violación.

4 comentarios:

  1. soy virgen , por eso la estetica y la dirección que le doy a al articulo..no me culpen...XD

    ResponderEliminar
  2. Casto hombre...casto. a menos que no seas lo que yo creo que eres
    XD

    ResponderEliminar
  3. gracias por la aclaración...casto....

    ResponderEliminar